Respuestas a algunas preguntas críticas referentes a Franz Bardon

« ¿Puedes imaginar hasta qué punto me hace daño la ingratitud
de aquellos a quienes tanto he ayudado ?… »

Franz Bardon[1]

 
Abordemos la penosa necesidad de hacer una apologíia de Franz Bardon. ¿Realmente, es tan necesario ? Algunos le lanzan calumnias pero nosotros les hacemos el honor de creer que no es su intención y que por lo tanto tampoco son conscientes de que calumnian a Franz Bardon sino más bien lo que tratan es de « levantar una liebre » sobre su persona :

  • W. Quintscher era el « maestro » y Franz Bardon el discípulo ;
  • Una revelación : Franz Bardon se exibió como un Fakir… no es en absoluto creible ;
  • Los Sellos mostrados por Franz Bardon en la « Práctica de la Magia Evocadora » están incompletos, son incorrectos, etc. ;
  • El círculo hermético de Praga echó a Franz Bardón, etc…
  • La Magia de Franz Bardon es de carácter « negro » (argumento de los miembros de la Sociedad Teosófica de Francia y Alemania).

Nuestra repuesta :

  1. W. Quintscher : Era un buen Mago y un amigo de Franz Bardon. Había desarrollado sus capacidades mágicas practicando los ejercicios adecuados ¿pero significa esto que había alcanzado el estado de evolución espiritual de un Adepto ? Solo con comparar sus escritos (casi imposibles de encontrar hoy día : quienes caluminian, ¿los han tenido en sus manos alguna vez ?) con los de Franz Bardon, uno se da cuenta de la diferencia que existe entre las dos personas, uno es el alumno : W. Quintscher y el otro es verdaderamente el « Maestro » : Franz Bardon. Un triste acontecimiento acaecido durante la Segunda Guerra Mundial , une a estos dos hombres : torturados juntos por la Gestapo : W. Quintscher no pudo evitar (aunque nosotros no formulamos aquí una crítica ; ni mucho menos pues la situación es atroz y quién podría verdaderamente aguantar…..) utilizar una fórmula kabalística para paralizar a su torturador ; a lo que Franz Bardon, que sufría también pero no utilizaba fórmula alguna, le dice : « Acabas de perder una oportunidad excepcional que te ha dado la Divina Providencia para dar un inmenso paso en el Camino de la Perfección.. ». Los calumniadores dirán ante nuestras palabras : « Eso no prueba nada »… Nosotros respondemos por adelantado : « Siéntese tranquilamente, en meditación ; entre en lo más profundo de su ser y, a continuación, sinceramente, invoque, rece con toda su alma a W.Quintscher para que durante su meditación, le cubra inmediatamente con su protección, con su vibraciones de Maestro. Deberá sentir su vibración y ésta deberá traerle Paz y Gozo, Calor y Seguridad. Anote sus impresiones. A continuación, haga el mismo ejercicio invocando y rezando desde el fondo de su alma a Franz Bardon para que éste le traiga su protección, etc… Compruebe la diferencia.»
  2. Franz Bardon Fakir :  ¡ no es una revelación ! Un libro entero « Frabato el Mago » – está dedicado a esta parte de la vida del Mago en donde acepta subirse a un escenario y reallizar auténticas operaciones mágicas, sin trucos, con el único fin de ayudar a que la humanidad abra los ojos demostrando así la existencia de fuerzas invisibles. El Dr. K, su Discípulo, escribió hace cerca de diez años, sin pensar mal, sin imaginar que este trabajo pudiera acarrear perjuicio a su credibilidad « Todo lo que se cuenta en Fabrato, el Mago fue verdaderamente representado en público e incluso a veces más. Vestido de Yogui, se acostaba sobre cascos de vidrio… y hacía demostracions de fenómenos bien conocidos de los Magos »[2]. ¿Es necesario que el Amor que un ser profesa a su prójimo queriendo instruirle hasta el punto de dejarse voluntariamente absorber por la situación irrisoria de un Fakir, de un « embaucador », es pues necesario que este Amor sea tan poco percibido, « sentido », reconocido ? ¿No hizo lo mismo H. P. Blavatski, arriesgandio su salud, para demostrar mediante estos « fenómenos » que no es solo la materia densa la que prevalece en el Universo ? Sabemos cómo se lo agradeció la humanidad. Estos dos seres, ¿no continuaban la famosa promesa de los Rosa+Cruces de « librar a nuestros hermanos de la ignorancia y de la muerte » — muerte espiritual, la única que realmente es, y la peor…
  3. Los Sellos : basta con practicar verdaderamente la Magia de las Esferas, es decir poder entrar realmente en contacto con una Inteligencia de las Esferas mencionadas por Franz Bardon (y no hay que pensar que se ha entrado en contacto con tal o cual Inteligencia cuando se es simplemente el juguete de entidades de los sub-planos etéricos o del plano astral que se divierten haciéndonos creer que la Evocación ha tenido éxito, que lo que pedimos se realizará y que hay que hacer esto o aquello – generalmente alguna cosa que tiende a densificar el contacto permitiendo que vengan a vampirizar al engañado practicante…-) para comprobar que los Sellos que da son correctos ; a veces la Inteligencia contactada pide algún cambio en el diseño o en el color que no deberá ser hecho ni utilizado sino por quien tiene ese contacto preciso, pues este cambio solicitado está motivado por la estructura – física, psíquica y mental – del practicante para su seguridad, y tiende a facilitar « la presencia » de este último con la Inteligencia si el encuentro se realiza en el plano astral o incluso una densificación etérica.

    Algunas preguntas a aquellos que ponen en duda la atribución de Genios y la validez de estos Sellos, argumentando que algunos Genios no pertenecen a la Esfera de Júpiter sino a la de Saturno…etc ; ¿qué saben de esto realmente ? ¿Han alcanzado el grado de Evolución espiritual necesario para tener un contacto con la Esfera de Júpiter y así poder decir que los Genios atribuidos a esta Esfera no son correctos ? Y, aún más, (¡pues para esto es necesaria una Evoluvión fantástica !) ¿saben que algunos son de la competencia de Saturno ? ¿Han realizado una verdadera Evocación Mágica ? ¿Saben que tan solo por contactar verdaderamente ( y no caer bajo el poder de un señuelo) con la gran Entidad « Ashm … aï » de la « Esfera que rodea la Tierra » – esto parece benigno y fácil a la mayoría de los lectores – hay que haber « trabajado » sus Elementos, es necesaria una gran purificación de su propio cuerpo etérico y astral… pues si no, no se aguanta el « choc »… ? Así pues, para aventurarse en la Esfera de la Luna, luego en la Mercurio… y finalmente en la de Júpiter, hay que estar en el Camino, en el sentido espiritual del término, y éste es muy difícil de recorrer.

    ¿Sacan su apreciación de la compararación de los Nombres y de los Sellos que se encuentran en algunos libros mágicos que durante siglos han circulado aquí y allá pero que no corresponden a una Realidad sino que son apoximaciones truncadas ? Y en el caso afirmativo, ¿por qué dar más crédito a esos libros mágicos que a Franz Bardon ? Podrían simplemente decir : « los Nombres de los Genios y los Sellos de Franz Bardon no corresponden a los dados por C. Agriipa, por ejemplo, etc. Pero hay que practicar para ver ahora quièn dice la verdad. » Este argumento es legítimo y por lo tanto aceptable. Se olvida siempre que Nombres de Poder, Sellos de Entidades, etc. Elemento, Color, etc. divulgados aquí y allá, en el transcurso de los años, han sido deliberadamente alterados.

    Una última precisión : Franz Bardon no deja de repetir en su primera obra « El Camino de la Veradera Iniciación Mágica », que antes de abordar la verdadera práctica de su segundo libro, « La Práctica de la Magia Evocadora », hay que haber concluido con éxito las Diez Etapas descritas en el primer libro, si no el estudiante se busca su ruina…

  4. « El círculo hermético de Praga » y Franz Bardon : al final de los años « 50 » la policía checa hizo circular chismes y calumnias sobre este Ser atípico, hay que confesar, poseedor de « poderes » bien conocidos a la redonda que perturbaban enormemente a una Sociedad en plena reestructuración totalitaria y atea. La policía no dudó en fomentar « falsos » escándalos imputándoselos a Franz Bardon, usando la prensa y otros medios de comunicación para mancillar la reputación de quien ella quería atraprar y encontrrar un « motivo » para arrestarlo que preveía podía ser en cualquier momento dado. Por eso, si nos fiamos de lo que propagaron algunos odiosos peródicos checos de la época de Franz Bardon, nos equivocamos
  5. Opinión de los miembros de la Sociedad Teosófica sobre la Magia, principalmente la de Franz Bardon : Simplemente no han leído los escritos de P. Blavatsky. Y si los han leído, los han comprendido muy mal. Es la razón por la cual nosotros les llamamos « miembros de la Socidead Teosófica » y no « Teósofos ».

Podríamos seguir argumentando aunque sería en vano, pues quien está decidido a refutar, refutará siempre, al igual que quien está decidido a aceptar, siempre aceptará. Si es legítimo interrogarse sobre la validez de una Enseñanza tan fundamental como es la del Hermetismo, hay que convenir que en realidad solo la práctica podrá demostrar, a su debido tiempo, la autenticidad, la calidad y el valor.

En efecto, somos seres humanos con los sentidos sutiles poco o nada desarrollados y por lo tanto no podemos fiarnos de ellos para detectar a priori – sea por intuición inmediata – el valor o la inanidad de una Enseñanza Esotérica. La apreciación que se tenga del Valor de una Vía Espiritual se basará pues en la experimentación. Sin embargo, ni siquiera ésta es fiable ya que :

  • Desde el principio (y este principio es el que tanto cuenta en el plano psicológico para sacar conclusiones) podemos hacer experiencias penosas siguiendo una Vía para concluir luego que es nociva – y entonces abandonar – cuando lo único que habremos abordado es una fase purificadora necesaria para la progresión espiritual ;
  • Desde el principio, podemos hacer experiencias maravillosas, tener la sensación de contacto con seres invisibles extraordinarios al seguir una Vía y llegar a la conclusuión de que es auténtica, segura, buena para nosotros, cuando en realidad nos estamos hundiendo en un dulce sueño de brillantez, emanado hacia nostros por entidades bromistas, relacionadas a veces a un egregor dudoso, etc. lo cual no lleva sino a prolongar el sueño en el que nos encontramos.

En consecuencia, en lo concerniente al valor de las Enseñanzas de Franz Bardon y, en conclusión, de la calidad de su persona, basta con practicar lo que él propone o, si se no llegan a « sentir », cerrar los libros y tomar otra Vía. No hay reprobación alguna por esta actitud.


(1) « Recuerdos de Franz Bardon » – p. 38 [volver]

(2) Op. Cit. – p. 23 [volver]